La isla mínima, la película.

Hacía tiempo que no iba al cine. Creo que es la frase que más he utilizado para empezar una reseña. Pero es la verdad, aunque ella sea aburrida y repetitiva.

He ido a ver “La isla mínima”.

jimmy041014-ia isla mínima01

La ha hecho un chico que se llama Alberto Rodríguez. Antes de esta película, hizo otra que se llamaba “Grupo 7”. Y la primera que vi de él se llamaba “7 vírgenes”. Esta vez no hay un 7 en el título. Las dos me gustaron. Me parecieron propuestas muy interesantes, muy bien conseguidas. Y con miga. Con personajes buenos-malos. Con sus luces, sus imperfecciones.

En “La isla mínima” hay tres personajes protagonistas: Un poli malo, un poli bueno y las marismas del Guadalquivir. Al poli malo le han dado la Concha de plata en San Sebastián a la mejor interpretación masculina. El poli bueno recogió el premio en su nombre.

El poli malo es Javier Gutiérrez. Y poli bueno es Raúl Arévalo.

jimmy041014-ia isla mínima02

Por cierto son dos actores que suele prodigarse más en la comedia. Eso tampoco suele ser habitual, que un director se arriesgue a romper de manera tan radical con la idea que tenemos de los actores. Los dos están muy bien. Y aunque el papel de Javier Gutiérrez sea más propicio a premios, Raúl Arévalo me parece que está estupendo. Yo les hubiera dado el premio a los dos, como antaño hicieron en Cannes con Paco Rabal y Alfredo Landa por “Los Santos Inocentes”.

A las marismas del Guadalquivir no le han dado premio. Pero sí al que las ha fotografiado, Álex Catalán. Esta película no sería la misma sin la magia de su director de fotografía.

jimmy041014-ia isla mínima03

Como los protagonistas son polis, os imagináis que la peli va de un crimen. Dos chicas salen de fiesta y no vuelven a casa. Nadie parece poner mucho interés en encontrarlas: que si son muy alegres de cascos, que si el padre, que si la vida allí es dura, que si el contrabando, buscar nuevos horizontes… estamos al principio de la democracia, finales de los setenta, principios de los ochenta, en una zona encerrada en sí misma.

El primo de la madre de las chicas conoce a un juez y gracias a él, consiguen que manden a dos súper-polis a investigar. Dos súper polis un poco desencantados y “castigados” por sus superiores. Uno por facha y otro por tener la lengua muy larga. Hombres desencantados del sistema, de la vida.

No es solo una película policíaca. Es algo más y es lo que la hace interesante. Es la relación entre ellos, sus demonios, como vamos conociéndoles, como con silencios y miradas podemos descubrirlos. Es el ambiente creado alrededor de ellos, la forma de vida de la gente del lugar, las marismas, el agua, el sol, la lluvia, los cultivos, la pesca, el contrabando de tabaco, la vida que es dura y como algunos se aprovechan de ello para machacar a los desesperanzados que darían cualquier cosa por salir de allí y buscar nuevos horizontes. Búsqueda que puede acabar en la muerte. Silencios llenos de miradas perdidas. Perdedores.

jimmy041014-ia isla mínima05 jimmy041014-ia isla mínima04

Me subyugó nada más empezar y no dejó de hacerlo hasta el final. No puedo decir otra cosa. Me olvidé de que los actores protagonistas lo son muy a menudo de comedias despendoladas. Ninguno de los gestos y actitudes más destacados en sus últimas interpretaciones más conocidas salen en ningún momento. Gestos contenidos pero naturales, una fotografía apabullante, unos movimientos de cámara y una producción casi perfectas. Y unos secundarios en general muy acertados, tanto en el casting como en el desarrollo de los personajes. Convincentes.

jimmy041014-ia isla mínima06

Como en casi todas las películas de Alberto Rodríguez, el bien y el mal se entrecruzan. Al final ni el poli bueno es tan bueno, ni el malo es tan malo. Al final dos personas antagónicas en su pensamiento y en las elecciones en su vida, son capaces de trabajar juntos y de protegerse las espaldas. Son capaces de buscar a los que han hecho daño a esas chicas, apenas unas adolescentes. Y esperamos que tengan suerte y lo consigan.

Creo que deberíais ir al cine a verla y descubrir si los malos al final, acaban entre rejas.

Vamos con los extras:

La primera parte del Diario de rodaje. Raúl Arévalo. Por cierto, casi se me olvida, un día comí al lado de este chico, en un restaurante cercano a la Plaza de los Cubos en Madrid.

El tráiler:

.

Y como súper extra, una escena:

.

Estoy que lo tiro.

Anuncios

2 pensamientos en “La isla mínima, la película.

  1. ¡Qué gracia! justamente aparece esta reseña el día que iba a ir al cine (y voy muy pocas veces), a ver precisamente esta película. Decidí posponer la lectura para que no me condicionara lo que habías escrito.

    Me gustó mucho. El paisaje y la fotografía ciertamente le aportan muchísimo a la película. Muy bien ambientada. Y luego los dos policías, como bien dices, el bueno y el malo, pero al fin y al cabo humanos, lo que hace que el bueno también tenga sus fallos y el malo, a pesar de todo, tenga ciertos sentimientos que le salvan un poquito.
    Aunque parezca increíble es la primera película que veo de este director, ahora tendré que las otras dos.

    Un abrazo.

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s