Con él o con nadie.

Lo vio acercarse a través del espejo. Al principio no llegó a reconocerlo. Simplemente le sonaba su rostro y por eso lo siguió con la mirada. Pensó en un actor o alguien del famoseo televisivo. Y efectivamente, era un actor muy conocido. Pero además de eso, de ser un actor, era él… Amando Tierra.
Apenas hacía un par de años que no se veían. Las cosas habían cambiado mucho en sus vidas. Amando había triunfado en su profesión mientras que Kike se había tenido que conformar con un trabajo sin cualificar en una planta de montaje de piezas de coches. Sus sueños eran otros pero tuvo que amoldarse a lo que ofrecía la vida.
Amando enseñaba en las revistas su felicidad junto a su novia de turno, cada cuatro o cinco meses una nueva. Kike se conformaba con ligar los viernes por la noche en los bares de ambiente. Huía del amor, del compromiso. Con Amando tuvo bastante y salió escaldado.
Cuando Amando llegó a su altura se paró. Kike levantó la mirada. Fue ahí cuando éste acabó por centrarse y aclaró su mente asociando a esa cara conocida de la tele su vivencia personal de hacía un tiempo. Ya no era el actor, era aquel por el que hubiera dado su vida por amor.
Se observaron unos minutos. Amando sonrió complacido y Kike tuvo que apartar la mirada para esconder su rubor. Seguía amándolo, no podía negarlo. Podía pasar años sin verlo y lograba controlar ese sentimiento, incluso negarlo. Pero habían bastado dos escasos minutos para derribar sus auto-mentiras duramente construidas en los últimos dos años.
– Casi ni te conozco.
– ¿Tanto he cambiado? – preguntó mientras se sentaba a horcajadas en la silla.
– Es complicado. Eres ese actor famoso de la tele, no ese… – dudaba en como calificarlo – amigo de siempre. Como no te veo nunca…
– No me llamas.
– No me coges.
Amando sonrió triste. Siguieron hablando durante un rato. Breves puestas al día con grandes lagunas escondidas a propósito u olvidadas con sumo cuidado. Miradas cómplices, como siempre, grandes dosis de cinismo, como siempre. Amando tirando fichas pero escondiendo rápidamente la mano. Kike babeando, intentando sacar un pañuelo para secarse la barbilla.
– Llámame – dijo Amando al despedirse. – Me gustaría estar contigo.
Kike sonrió. Pensó en dejarlo ahí, en la típica escena entre dos personas que se reencuentran y juran retomar el contacto pero sin verdadera intención de hacerlo. Pero su carácter no se lo permitió.
– A mi también me gustaría estar contigo. Lo que pasa es que tenemos distintos conceptos de “estar”. Tu quieres “follar”, y yo quiero “vivir”. A ti follar te daría la vida, a mí me la quitaría al verte salir a escondidas de mi casa.
Amando se levantó y fue a despedirse. Un fan se acercó para sacarse un selfie con él. Cuando acabó se volvió y se agachó para besar a Kike.
– Ya te llamaré yo.
Lo dijo con tono decidido. Y se fue mirando de vez en cuando hacia atrás.
Kike observaba como se alejaba. Se tocó con su mano el lugar en su cara en donde Amando le había dejado su beso. No lo había hecho nunca en público, besarlo. Quería pensar que eso era un principio, un “es posible una historia de amor, la de mi vida”. Kike estaba convencido de que Amando era su media naranja. Nunca encontraría otro amor como él. Pero sabía que su consecución era imposible. Amando se lo había dejado claro hacía unos años, mucho antes de su éxito. Ahora sería todavía mucho más intrincado.
Suspiró y miró el reloj. Lolo se retrasaba.
– Mejor lo olvidamos – se dijo a sí mismo.
Lolo entraba en la cafetería. Venía con cara de prisa. Kike, al verlo, se dio cuenta que dejaría de intentar enamorarse de él. Era el efecto Amando.

Anuncios

Un pensamiento en “Con él o con nadie.

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s