Un corto: “Fugaces”.

Es un corto muy corto.

¿Te pasa esto? ¿Nadie llega para quedarse?

.

.

 

Anuncios

5 pensamientos en “Un corto: “Fugaces”.

  1. Yo no funciono con esa “fugacidad” sino más bien todo lo contrario, pero es verdad que es una pauta de conducta más que habitual y que parece definir muy bien la manera de relacionarse y la afectividad del mundo gay. Por supuesto nadie está en posesión de la verdad y cada uno debe vivir su vida como más feliz le haga sentir, pero creo que a la larga esa manera de actuar termina produciendo la sensación de vacío que ilustra el corto.
    O por lo menos es como a mi me haría sentir..

    • Pues sí, cada uno debe vivir la vida, el amor, las relaciones, como más le llene. Habrá sensibilidades para todos los gustos y cada uno buscará una cosa distinta.

      besos.
      muchos.
      envueltos.

  2. Interesante corto. Me ha gustado.
    Yo me he planteado esta cuestión más de una vez. Creo que en mi caso he pecado más bien de lo contrario. De pretender convertir en eternas historias que deberían haber sido más “fugaces”.
    Al final nada es para siempre. El secreto es saber dar a cada cosa su tiempo. Encontrar ese término medio que existe entre vivir de flor en flor o quedarte y ver como el tiempo va marchitando cada historia. El problema es que es justo en ese término medio cuando más duelen las despedidas.
    Te conté que ahora estoy con un chico que vive a más de 10.000 km de distancia. Hemos estado juntos dos veces y tengo la promesa de que vendrá en noviembre. Quizás luego algo cambie y no venga, quizás me ocurra a mi la vez siguiente, pero en cualquier caso siempre será maravilloso el haberle tenido en mi vida y haber sentido la ilusión de volver a verle.
    Bajo mi punto de vista, si te has liado con un tío y luego no habeis vuelto a quedar, encima estando a un tiro de piedra el uno del otro, igual es porque en el fondo no encontrasteis nada que no tuvierais en otra parte. Quizás no queríais encontrarlo. En cualquier caso, por qué algo para ser bueno debe ser duradero o eterno? . Si algo he aprendido de la vida es que nada produce mayor sensación de vacío que levantarse una mañana junto a alguien sin estar plenamente convencido de querer estar a su lado y esto no depende de que las historias sean o no fugaces.

    Un abrazo

    • Bueno, Pucho… esto da para una retahíla de post al respecto… a lo mejor deberíamos hacerlos.
      El liarte con alguien y no volver a llamarlo, no necesariamente significa que no has encontrado algo que te una a él. Yo creo más bien que no te interesa intentar conocer a ese lío, porque no estas por tener algo duradero. Yo no creo que en una noche, ni en una semana conozcas a alguien. Yo creo que las cosas, si buscas que perduren, deben ir mucho más despacio. Tampoco creo que, dos personas que se llamen novios a los cuatro días de conocerse, sea algo que tenga muchas probabilidades de salir bien, más allá de una relación de un par de meses, y si se mienten adecuadamente, a lo mejor duran un poco más. Cuando hablo de mentir, me refiero a intentar dar la imagen de uno mismo que crees que busca el otro.
      Yo opino que las relaciones que perduran en el tiempo, son aquellas que están basadas en la negociación, en el descubrimiento permanente. Las relaciones duraderas deberían estar basadas en muchas clases de sentimientos, el amor, el respeto, el cariño, el apoyo. Deben reinventarse cada día, porque en ese cóctel de sentimientos, las proporciones de uno y otros, van cambiando cada día.
      La necesidad es también un concepto que unen a personas. Dices que es triste levantarte al lado de alguien con el que no quieres estar. Otros bendecirán el estar con alguien en el que apoyarse, o al que servir de apoyo, aunque no haya una pasión entre ellos. Me decía un amigo que las novelas románticas hace mucho daño, porque piensas que al estar con alguien, tu estómago debe estar siempre lleno de mariposas. Y tiene razón, porque no creo que necesariamente deba ser así.
      Hay relaciones fugaces que no deben pasar de ahí. Hay personas que buscan esas relaciones fugaces, porque en una relación duradera deberán hacer concesiones que no están dispuestos a asumir. Deberían comprometerse, y eso tampoco está dispuesto todo el mundo. Hay relaciones fugaces en la que uno de los intervinientes intenta hacerla durar contra el parecer del otro. Hay relaciones duraderas basadas en las mentiras del momento “conquista”. Es un poco complicado… cada persona es un mundo, y cada relación es la confluencia de dos mundos, dispuesta a saltar por los aires en cualquier momento, aunque para los intervinientes, si ese equilibrio se mantiene, puede ser muy gratificante.
      Yo solo espero que tu relación actual te de satisfacciones, pese a las dificultades que creo que tendrá.
      Yo creo que deberíamos seguir hablando del tema. Es interesante.

      Besos.
      muchos.
      envueltos.

      • Verás Jaime, te puedes pasar años compartiendo cada día y cada noche junto a alguien y descubrir un buen día que no le conocías. Entonces piensas “en algún momento cambió y no me di cuenta” y no es así, simplemente no le conocías. Las pequeñas y grandes traiciones tan comunes en toda relación humana se sustentan en este desconocimiento mutuo. Mis amigos del otro lado del charco suelen decir que cada persona tiene tres caras, una para la gente en general que se expresa en las relaciones sociales comunes, otra para los que forman parte ese entorno afectivo en el que existe verdadera confianza y otra que sólo conoce uno mismo y que es la verdadera. Generalmente pensamos que conocemos a alguien cuando pasamos de la primera cara a la segunda, o confundimos conocer con saber muchas cosas de la otra persona, pero simplemente no es así.
        Por otro lado, no pretendo hacer juicios de valor sobre las razones que lleven a unos y otros a emparejarse. Probablemente haya personas que se hayan juntado por la necesidad de compañia y lo vivan como una relación valiosa. Genial para ellos que encontraron su manera de ser felices. Para mi tener una pareja de la que no estoy realmente enamorado significa no sólo renunciar al amor, si no a la esperanza de poder encontrarlo. En mi caso algo así representa la peor de las posibilidades.
        De acuerdo en que existen diferentes formas de amar, tantas como historias y personas, pero no obviemos que también existen diferentes tipos de amor, que tienen sus lugares comunes y otros diferentes. Algo que le es propio al amor de pareja es el deseo físico por el otro, independientemente de que luego se materialize o en que forma, pero si tu no tienes el deseo, casi la necesidad, de besar, de sentir el tacto de la piel del otro sobre tu cuerpo, quizás quieras muchísimo a esa persona, pero no es un amor de pareja. En todo lo que expones no encuentro nada que no puedas tener igual con un hermano al que estés muy unido o con un buen amigo. Si, seguramente las relaciones de las que hablas resulten más duraderas, pero yo no quiero que algo que no me llena me dure. Y si que es maravilloso tener la suerte de encontrar buenos amigos, pero no para dormir con ellos todos los días.
        En cuanto al tema del compromiso. Mi sensación es que algunas personas actúan en función de un proyecto vital que tienen definido y otros a los que les van surgiendo los planes según lo que se van encontrando. Algunos dicen “deseaba tener a alguien con quien compartir mi vida y contigo lo he encontrado” y los otros son los de “cuando te encontré sentí que que quería pasar a tu lado el resto de mi vida”. Se parecen, pero no son lo mismo. Los primeros seguramente tendrán relaciones duraderas, los segundos probablemente menos o quizás nunca encuentren alguien que les mueva a tener esos sentimientos y todo se les quede en historias fugaces, pero antes de poner en valor la capacidad de compromiso ajeno, hay que plantearse si no surge muchas veces de algún tipo de vacío existencial o de conflicto que uno tiene consigo mismo o con su vida y que igual de una manera medio inconsciente espera del otro que venga y lo resuelva. Si lo que luego muchos llaman amor con compromiso no se traduce en intentar moldear y encajar al otro en su propio espacio de exigencias infinitas, si no son personas que a lo mejor nunca estuvieron realmente enamorados de alguien, si no de su propio planteamiento de vida. En cuanto a los que van por ahí convencidos de que no quieren nada serio con nadie. Lo cierto es que cambiarían de idea si encontrasen a la persona adecuada. Encontrar a esa persona, la que te hace sentir con total seguridad que vas a querer pasar el resto de tu vida a su lado, es lo difícil. Las más de las veces nos adaptamos o comformamos con otras cosas. Cada uno con sus historias, unos en parejas de más o menos recorrido y otros fugaces.
        En fin, como tu dices, esto daría para mucho.

        Un abrazo.

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s