Fer y David, la historia. 26ª parte.

Está claro que el fútbol no es cosa de Fer.

.

.

Parece que se arreglan… aunque el ligue por Internet está al acecho. No sé yo.

.

.

 

3 pensamientos en “Fer y David, la historia. 26ª parte.

  1. La carne es débil pero el espíritu es fuerte (más o menos San Mateo 26: 41) y caes en el deseo, la curiosidad de conocer un cuerpo que te atrae… se te enturbia la mente, el hipotálamo (nuestro cerebro más primitivo i primigenio) actúa al margen de la conciencia y sin saber cómo ruedas por una cama… un apartado parque… y cuando te das cuenta ya no puedes echar marcha atrás.
    Los sentimientos afloran, un complejo de culpa te atormenta, (triunfa la razón) pero no te atreves a confesárselo (al que verdaderamente te importa y quieres compartir en tu vida) finalmente se lo confiesas, importan más tus sentimientos que la razón (no explicárselo) pero no quieres secretos en tu relación. Tu amigo – amante se cabrea; se mezclan reacciones de su hipotálamo, razón y sentimientos (triunfa finalmente este último) y reconocéis los dos que estáis hechos el uno para el otro.
    Esta situación la he vivido y por este motivo pienso que los sentimientos son más fuertes que el cuerpo y la razón.

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s