Diario de un hombre sin nada que contar. 17ª entrada.

 

Lo de mi hijo Antonio. Lo digo muchas veces, pero no lo cuento. Hoy tampoco.

Didac me aprieta para hacerlo.

No Didac. Otro día.

El Madrid. Fuera la BBC. Yo quiero a Morata, a Lucas, a Marco. Fuera Ramos, Varane titular.

Que se vayan los chulos. Los humildes al poder. Hasta que se conviertan en chulos.

Empezamos bien. Ya no estamos tan bien.

Solo queda confiar en la flor en el culo de Zidane.

Ganó Marc Márquez.

Se acaban las vacaciones.

No tengo ganas de escribir. Esto parece una miscelánea de pasados, que fueron presentes cuando lo escribí.

Didac ha vuelto con su ligue poderoso.

López está enfadado.

Será lo del polvo telefónico. Que lo contara y que no me pusiera.

O lo de que me siento solo. Está ofendido. No es culpa suya, es mía.

Ahora que pienso: Se habrá enterado de lo de su mujer.

Mala idea contarles lo del diario.

López no quiere nada conmigo.

Se le pasará. Me quiere.

Ahora me doy cuenta: está en esa época de celo que quisiera emparejarse conmigo. En secreto.

Ahora lo podrá hacer a la cara. Cuando Elvira se vaya.

Pero no lo va a hacer. El prefiere seguir yendo de macho.

Elvira no le ha dicho nada todavía. Estará esperando que se lo cuente yo. Esdo no va a suceder. Paso de escenas.

.

Néstor G

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s