Diario de un hombre sin nada que contar. 42ª entrada.

Es mi decisión, respétala.

Lo dijo de pie. A Luis ni le miró.

Intenté desdramatizar la situación. Le pedí que se sentara. No me hizo caso.

Solo quiero entender, pregunté levantándome para estar a la misma altura que él.

No tengo que darte explicaciones. Tú no me las diste.

Lo sé. Y lo siento. No te exijo nada. Solo pido.

No tengo nada que explicarte.

Es obcecado, lo sé.

Sientate, por favor.

No.

Luis se levantó y se fue sin decir nada. Entendió que podía ser un estorbo.

No te lo perdonaré en la vida.

Me encogí de hombros. Medité ponerme digno, pero no tenía fuerza moral.

Haz lo que quieras. Lo tendré merecido. No lo he hecho bien. Lo sé.

Pobres de esos chicos, los de López.

Volví a encogerme de hombros.

Ellos están contentos, dije sin darle importancia.

Yo no, escupió.

Recibí con resignación el lapo. Casi literal. Del ahinco que puso en decirlo, me llovió saliva en la cara.

Me senté sin decir nada. Noté como me miraba desde arriba. Debía esperar que lo insultara, que me defendiera. Que lo atacara. Tardó casi cinco largos minutos, eternos minutos en sentarse. Ahí fue cuando le miré de nuevo.

Y le conté.

Cuando acabé, no dijo nada. Otra vez silencio.

Solo quiero que seas feliz. Que hagas lo que sientas, dije al cabo de un rato.

Pensé en dar por terminada la reunión. Él no decía nada y yo no quería decir nada más.

Me voy a casar con ella, papá. Decidí renunciar al sexo. Me vuelve loco. Soy esto, soy aquello. No soportaba el estrés. Tenemos intereses comunes y por eso nos casamos. A ella tampoco le interesa el sexo. Nos llevamos bien, nos gustan las mismas cosas. Es mi mejor amiga. Nos hacemos compañía.

No me gustó el argumento. Pero no es el peor para decidir casarse. Conozco personas que lo han hecho para heredar. Para no estar solos. Por imposición de la familia. Por un ataque de locura. Para huir de la familia. Por un embarazo. Para ascender en la escala social.

No tenía nada que decir.

Luego pensé, mientras Luis conducía de vuelta a casa, que podía haberle dicho que viviera su sexualidad. Que fuera marica sin complejos. Pero no soy nadie para dar consejos. Un psicólogo le podría ayudar. No tengo peso moral para aconsejarle. Ha apartado su discusión interna sobre lo que es. Me imagino que por lo que ha vivido en mi caso, por lo que le metieron en la cabeza mis padres en sus visitas al campamento, lo ve como algo abominable. Eso le crea ansiedad. Ha decidido apartarlo.

Cuando me iba preguntó si iría a la boda. Por supuesto, le dije. Iré con Pol y Oriol, si no te importa. Me dijo que bien.

También pensé, mientras volvía a casa que no sabía que Adela era amiga de siempre, su mejor amiga. Teresa me dijo que sí. No sé nada de mis hijos. Que mal lo he hecho.

No debía haberme dejado influir por mis padres. Debería haber superado mis miedos antes. Mis hijos no tienen la culpa.

Al despedirnos nos dimos un apretón de manos. Nos miramos a los ojos. Al menos no sentí su desprecio.

Casi habíamos llegado cuando le pedí a Luis que parara en un hotel de carretera. Pedimos habitación y subimos. Follamos. Con ternura. Nunca lo había hecho así con él. Lo necesitaba. Fue la cosa tan delicada que Luis me dijo que no me pillara con él.

Estamos bien así, sin rollos de parejas y tal. No soy de esos, me dijo. Como si esos que se pillan fueran abominables.

Me sonreí. Le tranquilicé al respecto.

Luis va de duro. Pero como ese día, no ha disfrutado en ningún otro. Tenía los vellos de punta. Temblaba de placer.

Otro que tendrá que luchar contra sus miedos. El de él, es comprometerse.

.

Néstor G.

Anuncios

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s