Diario de un hombre sin nada que contar. 64ª entrada.

Morata, mi pobre. Está en horas bajas.

Mi Madrid, el pobre. No se sabe ni como está.

A lo mejor deberían juntarse de nuevo, y los dos volverían a ir bien.

Tatojimmy, ponme unas fotos de Morata.

Me encontré el otro día con la madre de Justin. Me dijo algo de que su hijo se había en-noviado con una vecina. Es más maja, decía. La miré. Me daba pena pero disimulé. Puse mi sonrisa automática. Si así es feliz, pues mejor para ella. Una pena. Ahí habrá una tormenta cualquier día.

Volvemos al tema. Pol, Justin, López. Navidades, Año nuevo.

Una situación así no es agradable para nadie. Todos sienten la culpabilidad. Sentimos, aún hoy. Ninguno lo somos. Pero no podemos quitarnos esa sensación.

Oriol.

Él y su hermano hacen piña. Siempre lo han hecho. Otros hermanos se pegan, discuten, se dejan de hablar. Ellos discuten mucho, se meten uno con el otro y viceversa. Se gastan bromas, a veces pesadas. Momentos en que no se hablan. Pero luego, Oriol queda con sus amigos y si Pol no tiene planes, le dice de ir con ellos. Si ocurre al revés, pasa lo mismo: Pol le invita a ir con ellos. Y van. Se llevan 3 años casi. Pero siempre han compartido amigos, pandillas. No se estorban cuando están con sus colegas. No se avergüenzan el uno del otro.

Multitud de veces han ido los dos con algunos amigos de cada uno al cine. Dos pandillas en una.

Oriol se siente fracasado. Por Pol y por Justin. Justin es el mejor amigo de Pol.

Hubo un campeonato en el colegio. Lo suelen hacer por Reyes. Baloncesto. Jugaba Oriol. Y Justin. Cada uno en su equipo.

Justin juega muy bien. El año que viene si quisiera, podría jugar en un equipo de los buenos. En un momento dado, en uno de sus partidos, un jugador del otro equipo le hizo falta personal. No la pitó el árbitro. Protestas. Quejas.

En esto que uno del equipo contrario se acerca a Justin y le pone la mano en los cojones. Se los aprieta y se pega retador a él.

Te lo montas con el padre y con el hijo, marica de mierda.

Justin no se amilanó. Se encaró retador.

El árbitro lo oyó y expulsó a ese chico. Oriol esperó a que saliera y le pegó un puñetazo.

Pol estaba sentado en la grada. Cada vez se hacía más pequeño. Intentaba desaparecer.

Justin siguió jugando como si nada. Eso parecía, aunque yo le noté un gesto de rabia que no había antes.

Salí en busca de Oriol, que amenazaba con pegarse en toda regla con Gonzalo, el chico del partido. Gonzalo es amigo de Oriol. Es solo por el partido, joder, se disculpaba el chico. Lo hacemos siempre, lo sabes, provocar, para joder al contrario.

Lo dice todo el mundo, Ori, no te enfades conmigo. Siento haberlo dicho. Sabes que soy pasional jugando. No tiene nada de malo que tu hermano sea homosexual y se lo monte con Justin. Todos lo saben.

Pero que dices, Gonzalo.

Tuve que intervenir.

Me llevé a Gonzalo a parte. Le pedí que me contara lo que se decía por ahí. En un par de días, parecía haberse corrido la historia, cientos de historias.

Resulta que se contaba que Justin había dejado a Pol por López. Que Pol se había enfadado mucho y que se había pegado con su padre a puñetazo limpio por el amor de Justin.

Me quedé asombrado. No supe que decir. Todo de un retorcido que no alcanzaba a comprender.

Parece ser que la amiga de Pol que grabó el vídeo se lo había enviado a una amiga. Y ésta a otra. ¡Que fuerte! se decían. ¿Lo sabías? Pues ni idea. Lo de Pol y Justin sí lo sabía. Pero que fuerte que Justin le ponga los cuernos a Pol con su padre.

Y Pol es como si fuera de mi pandilla, dijo Gonzalo, sin entender por qué Oriol se había enfadado de esa forma si lo que él quería hacer era defender a Pol, al que consideraba de los suyos. Justin es un tal, Justin es un cual.

No tenía tiempo de contarle todo, pero algo le dije. Lo suavicé algo. No hablé de violación sino de un interés desmedido de López por Justin y la incapacidad de éste de rechazarlo contundentemente. Dejando claro que éste y Pol no habían sido pareja. Gonzalo, como tú y Oriol tampoco lo habéis sido y sois muy buenos amigos.

Entiendo, contestó cabizbajo.

Me fui a hablar con Oriol.

¿Tú lo has visto? Papá, no …

Me había llamado papá. Si hubiera sido en otro momento, me hubiera corrido de gusto.

Tranquilo. Gonzalo solo quería defender a Pol. Y le conté.

Joder.

Ese “joder” lo interpreté como un arrepentimiento por el puñetazo. No era eso:

Una vez Gonzalo y yo nos liamos.

Me contó atropelladamente. Gonzalo dudaba y sentía curiosidad. Se lo pidió a Oriol. Y éste también dudaba. “Salió muy mal, por eso nos distanciamos un poco”.

No sabía que hacer. Se supone que soy adulto, con una edad y debo tener respuestas.

Pero solo fue esa vez, se disculpó mirándome la cara.

¿Ahora dudas?

Calló, pero por el hundimiento de sus hombros, supe que sí.

No te agobies. No tienes que ser ni lo uno ni lo otro. Si te gusta Gonzalo, adelante. Si te gusta Sergio, adelante. Si te gusta Rosa, pues estará bien. No necesitas etiquetarte. Quiere a alguien independientemente de si es hombre o mujer.

No quiero hacer daño a nadie.

Se claro con la gente. Di a Gonzalo lo que sientes. A Rosa. A Pol. A Sergio.

Me gusta el sexo, me confesó.

A mí también, confesé. Me gusta el sexo del bueno, consentido.

Pero tú…

Ya hablaremos de eso con tranquilidad, le corté. Vete a hablar con Gonzalo. Arreglalo.

Me iba a decir que yo y Teresa, y que yo y López, y que yo y éste, y que yo y Didac y que yo y el otro.

Ya se alejaba pero se volvió. Y me dio un beso en la mejilla.

Estoy de acuerdo con mi hermano. Queremos cambiarnos los apellidos.

Y me dejó allí, sentado en una esquina de la grada, mientras acababa el partido de Justin. Por cierto, ganaron.

.

Néstor G.

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s