Lo celebraron juntos.

Ganaron.

Miles de fotos. Alegres con los compañeros. Champán. En los vestuarios medio desnudos, saltos, abrazos, promesas cumplidas si ganaban. Fotos en el twitter, en Instagram, en Facebook. Fotos por wasap. Visitas magnas, presidentes, alcaldes. Visitas cercanas, familiares, padres, madres, mujeres, hijos y novias.

Alegres. Felices. En el Olimpo de los Dioses. Campeones.

Álvaro y Marco se miran. A distancia. Los dos saben lo que piensa el otro. Tantas fotos y no tendremos aquí y ahora la foto que nos gustaría. Los dos abrazados, besándonos, posando felices para la posteridad. Uno a cada lado de la copa. Los únicos que, en tanta maraña de fotografías, unas profesionales y otras no tanto, no tendrían un recuerdo de la hazaña junto a su pareja.

Aunque luego, por la madrugada, o quizás ya de mañana, se hagan su foto. Pero sin la copa. Con un balón. Desnudos quizás. Con una bandera o una bufanda rodeando sus cuerpos unidos.

Pero no es lo mismo.

Cuando empezaron a salir, al principio de temporada, lo sabían. Lo hablaron. Creyeron que eso no les costaría trabajo. Que no les afectaría. Pero al final, sí les está pasando factura. No es grande, porque su amor si es grande. Pero esas pequeñas cosas también tienen su importancia. Ver a todos sus compañeros celebrándolo junto a sus parejas, y ellos procurando estar separados por si se escapa una mirada, les empieza a doler. Y más si deben ir a agasajar a sus parejas femeninas postizas, las que les ha puesto su equipo de imagen. Para evitar habladurías.

Solo se abrazaron en la celebración del gol. Álvaro no se contuvo y le besó en la mejilla. Pero eso no cuenta, eso lo hacen todos. Hubiera sido bonito bersarle en los labios, agarrándole fuerte la cara, comiéndole su sonrisa.

Al llegar a Madrid tienen unas horas de asueto. Pocas. Se escapan a su refugio secreto, un piso al que pueden acceder directamente desde el garaje sin que nadie les vea. Casa uno llega por separado, directos al garaje. Álvaro llega primero. Pone la tele. Siguen con las imágenes del partido, de las celebraciones. Ve unas en las que besa a Marta, su pareja. Su representante estará contento: los cámaras pillaron el momento. Ve a todos los demás con su gente, sus niños, sus mujeres. Y él corriendo de un lado para otro. Cortando redes, saltando, sus padres, alejándose de los periodistas por si acaso.

– Creía que habrías abierto ya el cava.

Giró la cabeza justo cuando Marco le rodeó la cintura con su brazo y le besó en los labios.

– Vamos a sacarnos nuestras fotos.

Álvaro fue a la nevera para sacar las copas y la botella de cava. La abrió mientras volvía al salón. Marco tenía la cámara de fotos en la mano. Una cámara segura, sin conexión a redes, para evitar errores y visionados indeseados. Le saca unas fotos mientras sirve las copas. Álvaro sonríe, mientras le dice que no le saque fotos.

– Estoy sudado – se excusa.

– Me gustas sudado – le pica.

– Hace calor – dicen los dos a la vez.

Se desnudan y se recuestan en el sofá. Álvaro rodea con sus brazos el torso de Marco. Le besa en el cuello. Beben un par de sorbos de cava y se sacan unas fotos.

– Ninguno de estos va a tener unas fotos de celebración como estás – apunta alegre Marco, señalando sus cuerpos desnudos.

– Pero no se las podemos enseñar a nadie.

– Ni se te ocurra. Estamos sudados. No nos darán anuncios con estas pintas.

Se ríen.

Se giran para seguir besándose.

– Tengo algo – dice de repente Álvaro, levantándose de un salto. Va a su habitación y vuelve con una foto enorme de la copa que acaban de ganar. Marco aplaude la idea. Coloca la máquina sobre una mesa, encuadra, y la pone en disparo automático. Corre a colocarse al lado de la imagen.

– Sonríe – pide Álvaro.

La cámara empieza a disparar. La primera les pilla mirándose a los ojos. La segunda, con los pulgares arriba. La tercera con la V de victoria. La cuarta se miran sin sonreír. La quinta se besan. La sexta se besan. Y la séptima, y la octava. La novena Álvaro vuelve a poner la V con sus dedos, la décima se miran, la undécima se miran más de cerca. La duodécima, se vuelven a besar.

Marco coge el mando del equipo de música y pulsa el play.

– Dice mi padre que bailaba esto en las discotecas cuando se ligó a mi madre.

(Backstreet Boys – I’ll Never Break Your Heart)

Rodea la cintura de Álvaro y le acerca su copa de cava. Pega su cuerpo al suyo y empiezan a moverse al ritmo de la música. Lentos. Sin apenas moverse. Con las copas entre ellos. Bebiendo pequeños sorbos de vez en cuando.

Saben que volverán a hablar del tema dentro de poco. Decirlo o no decirlo. Vivir a escondidas o no. Son jóvenes, con una carrera por delante. Son buenos. Cobran mucho dinero. Saben que en su mundo, empezando por sus entornos, les dirán que no lo hagan. Que perderán mucho dinero. La carrera. “Seréis los gays del fútbol. Se os recordará por eso. Nada más”.

“Sería una pena. Sois muy buenos en esto”.

“Total, son unos años. Luego hacéis lo que queráis”.

Total, unos años, se repiten para ellos. Pero les duele tanto vivir así esos años… si no se hubieran enamorado, quizás fuera más llevadero. Pero se quieren. Les duele cada vez que están separados. Y además, está la boda. Álvaro se casará en unas semanas con su novia oficial. Irán todos los compañeros. Y dolerá. Besar a la novia en el altar y pensar que lo que de verdad quisiera es que en lugar de Marta, estuviera Marco.

– Alva, no te amargues. – sabe lo que está pensando su amor – Disfrutemos del momento. Vuelve conmigo. Baila. Ya nos preocuparemos del resto mañana.

Sonríe.

Y bailan. Y se abrazan más fuerte.

—-

Nota:

Las fotos pertenecen a la película “Barcelona noche de verano”. Alex Monner y Luis Fernández.

¿Hay algo más bonito que el amor? Corto con Miles Heizer y Brandon Flynn

Miles Heizer y Brandon Flynn son dos de los protagonistas de la serie de moda del momento, “Por 13 razones”. Kevin Ríos dirige.

Serie que trasciende la pantalla provocando debate por su temática, por su tratamiento, por sus actores, por todo.

Este pequeño corto, algo más de un minuto, va de escenas cotidianas de parejas. Divertidas, románticas. Miradas, juegos. Hay varias parejas. Una de ellas es la protagonizada por estos actores.

.

.

Da la casualidad que hace unas semanas se comentó si estos actores formaban pareja. Sus fotos en sus redes sociales, con mucha complicidad y muestras de cariño, levantaron sospechas. El agente de uno de ellos salió rápidamente a desmentir el hecho: “Son amigos”. Casualmente, a partir de ese momento, ninguno de ellos volvió a subir fotos de los dos juntos. Pero ahora con este corto, publicado en el twitter del autor, ha vuelto a reavivar los comentarios.

La verdad es que hacen buena pareja.

Mirad, mirad.

.

.

Pero quedémonos con el corto. Pequeños trozos de vida de parejas, con mucha complicidad, con risas, con amor. Bueno, y con las imágenes, que bien podrían ser las de una pareja de hecho.

 

Ahn Jae-Hyun. Modelo y Actor.

Hace ya unas semanas, Pucho me proponía un vídeo de una canción. Una historia de amores no correspondidos. En el vídeo, salían dos chicos guapos. Uno era Seo In Guk, al que dedicamos un bonito  post, y otro era Ahn Jae-Hyun. Éste es el que nos toca hoy.

Nació un 1 de julio, en concreto el de 1987. Mide 1,86. Y además de actuar mordiendo cuellos en una serie coreana de vampiros, es modelo y diseñador. Y cocina. Es el chico perfecto…

rincon 300515-Ahn Jae Hyun01 rincon 300515-Ahn Jae Hyun02 rincon 300515-Ahn Jae Hyun03 rincon 300515-Ahn Jae Hyun04 rincon 300515-Ahn Jae Hyun05 rincon 300515-Ahn Jae Hyun06 rincon 300515-Ahn Jae Hyun07 rincon 300515-Ahn Jae Hyun08 rincon 300515-Ahn Jae Hyun09 rincon 300515-Ahn Jae Hyun10 rincon 300515-Ahn Jae Hyun11 rincon 300515-Ahn Jae Hyun12 rincon 300515-Ahn Jae Hyun13 rincon 300515-Ahn Jae Hyun14 rincon 300515-Ahn Jae Hyun15

Y veamos un par de vídeos de Ahn Jae Hyun.

En este primer vídeo, Ahn Jae Hyun, nos enseña su casa y nos cocina un poco de salmón. También nos demuestra que se sabe reír de sí mismo. Y si llegamos a entender lo que dicen en ese programa de tv, sería la leche.

.

.

Aprovecho para recordar a Pucho que si encuentras ese pulverizador de limones, me compres uno y me lo mandes, por favor. Es cool a tope.

En siguiente vídeo es de vampiros. Y Huyn, es uno de ellos.

.

.

Y esto ha sido todo por hoy. A soñar en coreano.

Este post se lo debemos a Pucho. Gracias.

 

Las brujas de Zugarramurdi, la película.

Estaba yo la otra noche en mi habitación, a oscuras. De repente, escuché un golpe que semejaba a una aldaba. Una vez, dos, tres… cada vez más fuerte.

Me quedé rígido, estupefacto, atento a cada movimiento que se pudiera producir en la noche. Sentí unos pasos sigilosos que se acercaban. Sentí un halo de aire frío, helado, que se enredó en mis cuatro pelos de la cabeza. Mi neurora… ¡Joder! Un grito espeluznante… parece un niño…

– ¡¡No, dejadlo, brujas malvadas!! Dejad a mi hijo, por Satanás.

No sé por qué, me imaginé que era su madre que luchaba por ese niño que gritaba lleno de miedo y de angustia… un trueno rasgó el silencio de la noche. El repiqueteo de las gotas llenaron …

.jimmy031113-las brujas 01

Vale, sí, he ido a ver esa peli de Zugarramurdi. La del Casas y el Silva. No, el futbolista no, el actor, ése que está bueno y por el que suspira media España…

El Casas y el Silva se dan un beso. ¡¡Guay!! Pero obligados por una bruja juguetona. No parece que les gustó… al menos eso venía en el guión… por la cara que ponen, más que nada. Así que perderemos las esperanzas de que un día de estos, uno de ellos nos mire con ganas de convertirse en nuestro príncipe.

jimmy031113-las brujas 02

En fin, que pena.

El caso es que fui a ver la peli, sí. No por el beso, que menudo precio me hubiera salido los cinco segundos de la secuencia en cuestión. Y nada de glamour, no os creáis.  ¡Ah, vale! Si ha salido en todos los anuncios… la mejor secuencia de la película y no la van a sacar en los anuncios. Ahí tenéis el beso. Si sale en todos los sitios, no voy a ser menos.

Llega el momento de la primera pregunta crucial en todas las reseñas de cine que suelo hacer yo. Por cierto, hace tiempo que no hago reseñas de cine… al grano. Pregunta.

– ¿De qué va, Jaime, “Las Brujas de Zugarramurdi”?

Pues os cuento dos versiones del argumento:

jimmy031113-las brujas 04 jimmy031113-las brujas 03

1ª versión: Unos pobres hombres, acuciados por el paro y la necesidad, deciden dar un palo a un “Compro Oro” de esos. No sale muy allá el atraco, porque si no, nos quedamos sin película. El caso es que deben salir pitando a bordo de un taxi con pasajero. Un taxista enrollado y un pasajero pesao y acojonao. Pequeño detalle es que uno de los atracadores se había llevado al niño al atraco. Y aquí, pues corriendo y tal, esquivando a la policía por las calles de Madrid, pues que acaban en los montes navarros. Y ahora que lo pienso, pasaron por Burgos y no dijeron ni mu, ni me llamaron para tomar algo, este Mario y este Hugo… desde luego… ten amigos para esto.

Vale, pero, que esto último es un pequeño… es que me he quedado traspuesto escribiendo, y bueno, pues la cabeza, los sueños… ya se sabe. No me lo tengáis en cuenta. Reconozco que no son mis amigos.

Estaba en que estos chicos y el taxi destartalado de tanto choque con los coches de policía, pues llegan a la tierra de las brujas… con Carmen Maura a la cabeza… ¡¡¡¡uhhhhhhhhhhhhhhhuuuhhh!!

¡Qué miedo! ¡Qué malas! Todo mujeres…

Fin versión 1.

Versión 2:

Las Brujas de Zugarramurdi trata de unos chicos que están acojonados por sus mujeres. En realidad es una diatriba de hombres que se están divorciando, contra las mujeres de las que se están divorciando. Esa es la esencia de la película. Por eso las mujeres son las malas malísimas, listas listísimas porque se llevan la pasta y los niños; los hombres, son guapos y buenos y tontos. Solo hay un hombre en el equipo de las mujeres, y es pobrecito corto de luces, por eso está en el equipo de las mujeres.

jimmy031113-las brujas 05

En resumidas cuentas: “Las Brujas de Zugarramirdi” es una gran parábola sobre las guerras que se establecen entre los cónyuges cuando el amor deja paso al odio.

¿La película acabará como los juicios de divorcio, con la pensión compensatoria a favor de la madre, y con los niños para la madre?

Segunda pregunta importante, fundamental.

– ¿Te ha gustado, Jaime?

Sí me ha gustado. Pero tiene algunos puntos a mejorar. Algunos debidos, me parece, a esa rabia que trasluce el guión contra las cónyuges de los escribientes. No sé si de uno o de dos o de algún allegado.

Otros fallos… es difícil, creo, cuando se ha escrito algo, o rodado en esta caso, borrarlo. A mí me cuesta mucho, y en general no lo hago, por lo que a veces lo que escriba adolecerá de lo mismo que echo en cara a esta película. A partir de que las brujas entran en acción y se pone en marcha esa última parte de la película, creo que falta tijera para que esas escenas sean dinámicas, no cansen. Montar ese lío para luego dejarlo en la mitad, pues debe doler, y más a lo mejor, al productor que lo ha pagado. Ya que has pagado, que se note.

jimmy031113-las brujas 06

Hasta esos momentos, el ritmo está bien, las persecuciones creo que están muy conseguidas, de las mejores que recuerdo, los diálogos son resultones en general, te ríes porque tienen cosas de bomberos, y los actores protagonistas están bien, cosa que a veces no suele pasar con estos chicos guapos. A mí, Mario Casas, cada vez me parece más actor, solo le hace falta aprender a decir y que le entendamos. Aunque tengo la impresión de que en eso, también ha mejorado. Se está convirtiendo en un actor polivalente. Le va una comedia loca estilo “Alex de la Iglesia”, o un papel dramático como el de “Grupo 7”, de la que no recuerdo ya si hablé de ella o no… pero que si la podéis recuperar y verla, os la recomiendo.

Pero todo lo conseguido se va al garete cuando empieza la gran traca final, esa escena en la cueva con cientos de brujas gritando… ahí se estropea del todo. He leído en algún sitio que a lo mejor se les va la mano en la historia. Yo creo que quién haya seguido a Alex de la Iglesia y al co-guionista con él, Jorge Guerricaechevarría, no se pueden extrañar de ese enfoque. Siempre suele tener un toque grotesco, fanfarrón, esperpéntico, situaciones al límite… y estamos hablando de brujas. Está dentro del cine de su autor. El problema para mí, es la coreografía. El montaje, la concepción general de la escena. Para mí debería haber sido la mitad, con un montaje ágil, con tijera, sin tanto travelling repetitivo que hacía que perdiera la gracia, además que da pie a que te fijes en las disfunciones entre los movimientos de los actores y la música que se supone que bailan o la poca gracia con que lo hacen en alguna de las pasadas. Música, por cierto, en ese momento, machacona, muy presente y muy alta. Muy deslavazado todo, sin chispa, sin la gracia que llevaba la película hasta entonces.

jimmy031113-las brujas 07

Sin esas cosas que he citado, hubiera sido una película redonda. Pero aún así, si no la habéis visto, yo creo que deberíais pasaros por el cine. Aunque sea el día del espectador. Por cierto, en Burgos, los Cines Van Golem han puesto el día del espectador, miércoles, a 4,00 Eur. Ya no hay disculpa para no ir al cine al menos una vez a la semana.

.

.

Salen en la película a parte de los citados, pasa suspiros de los niños y las niñas, Carmen Maura, Terele Pávez, Secun de la Rosa, Pepón Nieto, el niño es Gabriel Delgado, Carolina Bang, y muchos más.

Ahora, unas escenas del rodaje.

.

.