Miro dentro de sus ojos…

En ese momento me acerco más a Diego. Quiero besarle. No puedo retrasar más el momento. Me voy acercando más y más. Estiro los labios, no cierro los ojos, quiero ver los suyos. Me encuentro con los suyos. Están resecos. No te preocupes – pienso – ahora te los humedezco. Y lo hago. Lentamente, saco la lengua. Abrazo su labio superior con los míos. Paso la lengua por él. Saca su lengua a encontrarse con la mía. Las juntamos. Moja su lengua en la mía. Parece que tiene sed. La doy de beber. Creo que lo agradece. Sonríe. Sonrío. Me incorporo un poco. Tengo mejor perspectiva así de sus ojos. Miro dentro. Me gusta lo que veo. Me quiere. Me quiere. Vuelvo a bajar. Me toca dar de beber al labio de abajo. Lo abarco con los míos. Paso muy lentamente la lengua por él. Otra vez sale envidiosa su lengua al encuentro. Quiere más agua. Quiere mi saliva. Se la doy. Le quiero. No lo puedo evitar. Me incorporo. Vuelvo a mirar dentro de sus ojos. Sonrío. Me sonríe. Mira también a través de mis ojos. Creo que lo que ve, le gusta tanto como lo que veo yo en los suyos.

Semana de las artes: el arte de la fotografía.

Y como objeto primordial, el hombre.

 

Ahora todos tenemos teléfonos que incluyen una cámara de fotos. En muchos de ellos, con buenas cámaras, con muchas posibilidades. Todos somos fotógrafos. Algunos saben algo de pixeles, de ISO, de grandes angulares o de zoom. De aperturas del diafragma o de velocidad del obturador.

Pero todos no somos grandes fotógrafos. A pesar de tener una bune herramienta y de tener algunos conocimientos.

Está el arte. La manera de mirar por el objetivo Ese intangible que convierte una misma imagen en una gran fotografía o en una simple fotografía. Y si a ese talento, le unimos el trabajo de buscar un entorno atractivo o con mensaje, una colocación de la escena interesante, la luz adecuada para conseguir el efecto que queremos transmitir, todo eso sí, convierte a al fotografía en arte.

Nos pueden gustar los paisajes, o los retratos. O como en este blog, podemos sentir predilección por el cuerpo del hombre, por sus curvas. Pero  no todas las imágenes de ellos, de los hombres atractivos, son igual de estimulantes, en el aspecto espiritual y formal.

He recogido en este post distintas visiones de la vida, que tienen como objetivo al hombre. Distintos fotógrafos, distintas visiones. Algunos de estos fotógrafos con estilos muy definidos. Otros, más maleables al mensaje que quieren transmitir en cada trabajo. Pero creo que todos interesantes.

Adrián Rodríguez y Sergio Carvajal

Quién me iba a decir que dos de los chicos que más han salido en este blog, iban a ser protagonistas de ese programa tan seguido de la televisión española que es “Supervivientes”.

La verdad es que no lo veo. No me gustan ese tipo de programas. Tampoco tendría tiempo, de querer hacerlo. Así que aunque he estado meditando al respecto, no voy a hacer un seguimiento de ellos en el programa. Eso sí, si alguien quiere hacerlo, estoy dispuesto a abrir sección fija y cedérsela.

Sergio Carvajal os recuerdo, es el modelo de la cabecera del blog. Modelo, fotógrafo e influencer, como se dice ahora.

Adrián Rodriguez es actor y músico. Cantante. E imitador, como demostró en “Tu cara me suena”. Aquí lo hemos tenido mientras contábamos la historia de FEr y David, de “Física o Química”, pareja gay icónica

Si alguien tiene fotos de ellos que no hayan salido ya en el blog, y tiene a bien enviármelas, las publicaré encantado.

Esperemos que su estrategia salga bien y que tengan un poco de suerte para que lleguen muy lejos en el concurso.