Elegimos un post. ¿Cual? Buena pregunta.

El otro día, dugutigui me propuso publicar un post de mi blog, en el suyo. Pero él no se decidía por cual. Y me pasó la pelota a mí.

Pero yo no puedo hacer eso, todos son hijos míos, y a todos los quiero por igual. Vale, vale, es una respuesta típica, y muy manida, pero es que es tan difícil ser original permanentemente… ¿Que no lo soy nunca? Jo, tampoco es para ponerse así, podrías ser un poco menos cruel conmigo, si soy muy majete… y a veces tengo puntazos divertidos y originales.

Así que os pido ayuda, queridos y queridas lectoras y lectores. Ayudadnos a elegir un post para que dugutigui lo lleve a su blog.

No sé a qué estáis esperando para escribir un comentario con vuestras preferencias. Ains.

Y no vale decir: “cualquiera” O… “ninguno”.

¡Mójate!

Actualización:

Se me ha ocurrido, a propuesta de manu, que hagamos una votación. Como cada uno tiene una preferencia, pondré una encuesta con los post que citéis hasta el martes a las 22,00 h. (hora de España). ¿Os parece bien? Pues mojaros… ¡¡vamos!!

El rey mago River Viiperi.

Era algo que se intuía: River últimamente ocupa post y post de blogs. Portadas de revistas. Protagonista en editoriales. Posando para los mejores fotógrafos, para las mejores firmas.

Solo faltaba coronarlo rey. Y ahí tenemos la coronación. Hoy River, es nuestro rey mago.

Después el cuento de navidad, más fotos de River Viiperi. Mientras, os podéis entretener en ver las que publiqué hace un tiempo, pinchando aquí.

Apuntes de sábado.

Apuntes de sábado.

Tomé un café con alimatou. Me mandó un mail por la mañana cuando salía de Salamanca, y por suerte miré el correo antes de salir de casa y mira… unas horas después, llegaba su autobús a la estación. Y yo ahí, esperándolo. Un chico genial. Una lástima que solo fuera media hora. Esperemos que esto se repita… sip.

Pero veis, hay gente que me invita a café y todo. No como otros. Y no miro a nadie ¿eh? Y no pasa nada… en fin. Y no lo digo por nada ¿eh? Y encima el café lo tomamos en Burgos. No tuve que ir a Madrid, ni a Badajoz, ni a Murcia para tomarlo. Fue en Burgos. Café Bou, para más señas.

 

Hablé con un chico bajo la ducha. Pero solo un momento. Enseguida salió, se secó, y se vistió el tío capullo. Y encima no se ha liado con nadie, ni nada… no sé para que le llamé entonces. NO, no fue para felicitarle las Navidades. ¿Sería porque un día me llamó y no pude hablar con él? No sé… pero vamos, si llego a saber que no tiene cotilleos, y que se iba a vestir a la primera oportunidad, pues ni me molesto. Tío capullo este… en fin.

 

Me quedé sin aire un par de veces. Esto de estar pendiente de cada ruido que hay en casa, por si mi padre se cae, o le pasa algo… ¡oye! Que es que me llevo cada susto… Tengo que dar una solución a este tema… no me parece que yo pueda seguir así mucho tiempo.

 

Un poco de música. Dedicada a Alimantou.

PD. Estoy tan tonto que me acabo de quemar en la cocina… de la forma más tonta… es que estoy un poco tonto últimamente. Vale, vale, es de siempre, pero tampoco hace falta que os pongáis así… vamos digo.

 

Los dedos abiertos.

El tiempo pasa… hace unos instantes era lunes, ya es jueves.

Hace una semana brindábamos por el 2.010. ¡Feliz año! gritábamos alborotados llenos de serpentinas y confeti, con nuestra pajarita y los zapatos de la boda de Jacinto, que recuperamos para esta ocasión tan especial. Y pasado mañana llega Papa Nöel. Y un pasito más, y volveremos a buscar los zapatos esos, que por cierto nos aprietan por todos lados, y recuperaremos la pajarita, aunque la pobre, llena de restos de nata, cava, y algunos otros restos que mejor no precisaremos, para no levantar la puerta del baúl de los recuerdos olvidados, sería mejor dejarla dormir el sueño de los justos… ¡¡Feliz año nuevo!! el 2.011.

Qué ya es Navidad. Y no, no he ido a “El Corte Inglés”.

No recuerdo mis vacaciones, y debieron ser hace unas horas. Aunque parece que fueron hace dos meses.

Una pena.

Abrimos los dedos y se nos va la vida, la arena cae otra vez a la playa… tantas cosas pendientes… ¿Dónde están esos propósitos que hicisteis para este año? ¿Eh? ¿Dónde está el gimnasio, el dejar de fumar, el perder 4857 kilos, el novio? ¿eh? ¿Dónde están los buenos propósitos para los estudios, para los trabajos, para las relaciones sociales, los amigos, y demás fauna? ¿Eh?

Una pena.

Porque ya debéis preparar la siguiente. Que luego el tiempo se echa encima, y se hace a todo correr…  la lista de los buenos propósitos, digo. Que el tiempo se escapa entre nuestros dedos, como la arena de la playa, sí, esa en la que estuvisteis de vacaciones… yo estuve en la playa también… algo recuerdo…

Una pena.

Ayer era lunes, y ya es jueves. Y yo sin peinarme en toda la semana.

(ahora aquí tocaba la actuación de unas plañideras contratadas al efecto, pero… no hay presupuesto).

Yo,Y lo más grave: Ha sido ya el último partido del año de la Selección Española de Fútbol. Y todavía a algunos no se les ha pasado la melopea que agarraron en la celebración. Sí, hombre, sí, la celebración del mundial.

(ni por estas las plañideras han rebajado su caché)

Por si las moscas:

¡Feliz año nuevoooooooooooooooooooo!!!!!

Es ya el 2.012 ¿No? ¡Qué despiste!

 

Es hora de que salgas del armario…

Sip.

No, no vale decir que “tengo miedo”. “La gente me va a mirar raro”. “Mis amigos me vana rechazar”. “Va a ser una decepción para mi madre”.

Confiesa.

Sal del armario.

Yo te dejo el espacio de los comentarios para que lo hagas. Sip.

Lánzate.

Cuéntanos dónde y con quien has visto la final del mundial.

¡¡Confiesa que la has visto!!

¡¡Vamos!!

¡¡Sal del armario futbolístico, y grítalo a los cuatro vientos.!!

Grita:

¡¡¡¡He visto la final del mundial!!! ¡¡¡Y he llorado cuando Iniesta ha marcado el gol!!!!!

No te preocupes: seguro que tus amigos lo entenderán. Y si no lo entienden… es que no valen como amigos. No merecen la pena.

Cuéntame… ¡¡vamos!!