Semana de las artes: el arte de la fotografía.

Y como objeto primordial, el hombre.

 

Ahora todos tenemos teléfonos que incluyen una cámara de fotos. En muchos de ellos, con buenas cámaras, con muchas posibilidades. Todos somos fotógrafos. Algunos saben algo de pixeles, de ISO, de grandes angulares o de zoom. De aperturas del diafragma o de velocidad del obturador.

Pero todos no somos grandes fotógrafos. A pesar de tener una bune herramienta y de tener algunos conocimientos.

Está el arte. La manera de mirar por el objetivo Ese intangible que convierte una misma imagen en una gran fotografía o en una simple fotografía. Y si a ese talento, le unimos el trabajo de buscar un entorno atractivo o con mensaje, una colocación de la escena interesante, la luz adecuada para conseguir el efecto que queremos transmitir, todo eso sí, convierte a al fotografía en arte.

Nos pueden gustar los paisajes, o los retratos. O como en este blog, podemos sentir predilección por el cuerpo del hombre, por sus curvas. Pero  no todas las imágenes de ellos, de los hombres atractivos, son igual de estimulantes, en el aspecto espiritual y formal.

He recogido en este post distintas visiones de la vida, que tienen como objetivo al hombre. Distintos fotógrafos, distintas visiones. Algunos de estos fotógrafos con estilos muy definidos. Otros, más maleables al mensaje que quieren transmitir en cada trabajo. Pero creo que todos interesantes.

Anuncios

El Arte, las Artes.

Arte.

Es un palabro, un concepto muy complicado de explicar. También muy subjetivo.

El arte implica belleza. ¿qué es bello? A mí me parecerán unas cosas bellas, me llamarán la atención unos cuadros determinados o unas esculturas. Hay músicas que a ti te emocionan y otras que a mí si lo hacen, a ti te son indiferentes, incluso molestas.

.

.

Judy Garland – Over The Rainbow

______

El arte podemos definirlo como una actividad, un producto que busca una finalidad estética. Busca emocionar, busca comunicar. Busca embellecer. Adornar. Sublimar la condición humana.

Cada vez que llega esa gran manifestación cultural que es Arco en Madrid, vemos las polémicas que hay con determinadas manifestaciones artísticas. Productos artísticos. Productos suena como comercial, pero el arte se vende, se compra. Se pagan a veces cantidades exorbitantes. Otras se tira a un contenedor de basuras.

Con algunas manifestaciones artísticas se acaba en la cárcel. Se puede morir asesinado o ajusticiado, dependiendo de sitios en el mundo. O de épocas en nuestro mundo. A lo largo de la historia se han hecho grandes piras funerarias alimentadas por libros que ofendían a algunos. El arte, la cultura, es también una forma de intentar dominar a los ciudadanos. Por los que lo practican y por los que lo denostan. Por la autoridad o por la oposición. Podríamos decir que a veces se utiliza como forma de márketing de las ideas políticas o sociales.

Es complicado. El arte implica muchas cosas.

Pero digamos que es un concepto que es característico del ser humano. Si ves un cuadro que te gusta, no te digo que te produzca orgasmos de placer pero puede conseguir hacerte sentir mejor. Puede conseguir relajarte o animarte. Una fotografía, un edificio, la música. Esas canciones que te gustan, la tuya y de tu pareja, esa que bailasteis la primera vez, o la que sonaba cuando os conocisteis o cuando os declarasteis vuestro amor. Esa otra canción que te emociona y no hay razón externa que lo justifique.

El cuerpo humano es un lienzo. Y es un objeto de arte también. En este caso hablamos de hombres, que es lo que nos incita más en este blog. Un cuerpo bien trabajado, bien proporcionado. Lo cuidamos, nos hacemos un piercing, un tatuaje:

.

.

Nos peinamos de determinada forma o nos dejamos las uñas largas y las pintamos de bermellón. Es también arte. Y nos vestimos con ropajes estupendos que realzan nuestros ojos, o la forma del torso, o nos marcan los muslos.

La fotografía, la pintura y el dibujo. Sus nuevas manifestaciones que llegaron con la era digital, esos grandes ilustradores de ahora que utilizan en lugar de pinceles y lápices, ratones y ordenadores.

La arquitectura. La escultura.

El baile, la danza.

La literatura.

El cine, la televisión.

El arte debe emocionar de alguna forma. Creo. Por eso muchas veces no nos ponemos de acuerdo en lo que es y no es. Pero la gracia está en que a mi no se me ocurra matar tu arte y a ti no se te ocurra matar el mío.

Este escrito, podría ser muy largo. Podría cambiar según el día. Podría ir añadiendo párrafos y párrafos hasta el infinito. Quizás lo haga. Quizás si mañana entras y lo vuelves a leer, algo ha cambiado. Quizás quieras tú mismo añadir algo. Opinar. Bueno, aquí estamos para ello.

Hablemos pues durante unos días de arte. Veamos bonitas fotografías de hombres, de cuerpos de hombres, ya en sí mismos una obra de arte. Hablemos de libros, de música. Escuchemos música. Veamos algún corto, o largometrajes. Sintamos y emocionémonos. Para eso somos hombres. Para eso tenemos la capacidad de emocionarnos.

.

Estabas desnudo…

Te miré cuando saliste del baño, después de ducharte, en tu casa, en la mía. Ibas desnudo, pero no vi tus genitales. Solo vi tu cuerpo mojado, tu mirada, tus labios acariciando el filtro del cigarrillo que te habías encendido.

Volví a mirarte cuando te sentaste en la butaca, pensativo. Tus muslos, tus hombros.

Luego te arrodillaste para recoger algo que se te había caído. Bromeaste  con las camisas que tenía colgadas en una puerta, para que se secaran.

Me miraste tú desafiante, con tu tazón de café.

Estabas desnudo pero parecía que te cohibía que te viera tu sexo.

Cada vez que te miré no ví tu desnudez al completo. Tampoco me obsesionaba, al fin y al cabo la noche anterior la había tenido entre mis manos, en mi boca, en mis muslos…

Sabes, ha sido esta mañana cuando te he deseado de verdad, cuando me he acabado enamorando de ti.

 

Calzoncillos para el Orgullo, por Rey.

Calzoncillos para el Orgullo, por Rey.

De nuevo esta semana dejo en manos de mi amigo Rey la selección de calzoncillos. Unas propuestas que son muy adecuadas para estas fechas, que siempre conviene ir bien vestido para el orgullo.

Que a lo mejor hace calor y hay que quitarse el resto de la ropa.

Que a lo mejor ligas y… unos calzoncillos sexis hacen mucho.

Hombres que visten calzoncillos. Para el orgullo.

Y yo mientras tanto, pienso si escribo algo al respecto. ¿Alguna idea?

.