El Adri manda saludos por Navidad.

La hostia puta.

Que la puta navidad pasó y yo con la polla sacada.

Juro que mi intention era write algo bonito y tal, para al Jaime. Pero tíos, es que mi life es una puta locura.

Y el Jaime está mosca conmigo. Y normal. Desde su cumple, ni hostias. Na de na. ni le he ido a ver. Soy la puta hostia de mal.

Y que me dice que escriba algo y tal, por Crismast como el year last.

Que sí, que le dije way y tal.

Pero no.

soy lo peor.

Estoy en london. El mes pasao en USA. El porno me abosorbe. Y las VIP. Un puto negocio, la hostia. Me va de vicio. He follao para la camara con lo best del mercao. Viejos y youngs.

Mucho money que le gusto a la peña.

Y los VIP alucinan. Me rifan.

Así que na, no tengo ni tiempo pa mear.

Que les he dicho a los jefes que si tal, que me las piro un week con el Jaime. Pero que si es la oportunidad de tu vida y tal. Que si luego noes lo mismo. Que si tal. Y yo digo que sí, que mola, que tal.

Y al Jaime le dejo solo pobre.

Y el Richard no le hace ni puto caso, que se ha ennoviao. Un VIP le ha puesto casa. El jodido es un mantenido de esos. Guay por él. Pero al Jaime ni puto caso le hace. Joder, le dije que tomara un café o algo, pero me soltó y puto chapero de mierda que antes estaba celoso de el y tal. Que era “contradictorio”. Menudo palabro. No sé donde lo a aprendido el jodido, si no sabía escribir su nombre hace na.

el Jaime me escribe y tal. Me manda cariños a full time. Que me hace llorar el mamón. Que leo sus mensajes antes de las escenas de llorar, que en las pelis de VIPs a veces, la peña pide llorar y tal, historias de puto amor con lka polla dura. Una de esas pelis, joder, que salió a la venta y todo. Que la gente flipaba, porque me decían que era la puta hostia, un actor de holibud, casi. Con sexo del mejor, fijo. Pero con historia y tal. La peña alucina con mi polla y con mi culo. Les vuelve locos.

Juro que en un mes o así, me largo pa Burgos a follar con el Jaime. Y a pasear por ahí, por la catedral y tal, por la Isla, y a hacerle reír que si no estoy, na, no ríe el jodido.

Que quería escribir una historia de esas de navidad. De mucho amor, que me dijo el Jaime que este año iba a escribir istorias de amor guay, que le había dicho uno por mail que eran guays sus historias, que la peña necesita de amor y tal. Y juro que tenía una historia guay, de un colega de por aquí, un chapero de los guays, que se volvió loco por uno de los jefes. Y la hostia, que bonito fue. Con drama en medio y tal, que el chapero estaba un poco ido de tanta chapa y de algún polvo que se metía por lo tenerla dura a full time.

Peromna, que no tengo tiempo, joder. Se la contaré para que la escriba el Jaime.

Así que na, que solo decir que estoy guay de actor porno. Que hasta me han dicho de hacer una peli de no porno, un papelito y tal. Que a lo emjor lo hago. Es en London, así que guay. Lo pero será hablar en inglés de guay, no ddel chafardero que hablo de normal.

Que feliz 2017, que espero que tengáis lo mejor, jodidos.

Y Jaime, que te quiero la hostia. Que me escribas así todos los días, que me mola.

Joder, que me pongo a llorar como un bobo.

Que te echo de menos.

Loa hostia puta.

PD. que me dice el Jaime que os diga que guay por el Dídac, por el Nestor y por el Pere, que le han mandao coscas. Y que ya sa cabao el tema de la navidad. Que el nex year, mas.

Anuncios

Que soy el Adri: que feliz cumple, Jaime.

La hostia puta. el adri en person, como os quedaís? Alunguno me echa de menos, que lo sé. hola peoppple.

Que na, que me escapao paa darle la sopresa del siglo al Jaime. Se ha quedao espatarrao cuando ha salido con la sartén a modo de ariete a la puerta, que me ha oído llegar. Que se pensaba el jodido que era un ladrón o algo peor, un violador de hombres comprometidos.

¡Ja!

Pues era yo y casi se me pone a llorar el jodio. Joder. No le conteís na, pero el que se ha echao a llorar he sido yo. Joder. Es que ya dos meses que le fui y tal. Por lo del porno y tal. Que me va genial, que tengo aventuras pa contar, un ciento y alguna contada, que me puse un dñia a darle a le tcla y que salió algo. Pero que no me ha dao por subirlo. A ver si ahora y tal, aunque el Jaime se va a agarrar un mosqueo del quince si ve que voy y vengo en el tiempo, que dice que luego la peña se hace la picha un lio.

Pero na, que pregunte, y que lo doy las respuestas adecuadas, y si no, pues un morreo.

Joder, me acaba de mirar el Jaime con una cara… es que le estoy leyendo lo que escibo, pero que lo del morreo a la peña, que no le mola. Así que árnica.

Eso.

Que no os morreo.

Pues que hemos estao juntos toda la mañana. Que s eha escaqueao del curro. Y no os voy a contar lo que hemos hecho, que os doy envídia y que el Jaime no quiere. Y como ahora yo gano pasta de la buena, pues que le he invitao a comer como dios manda, con su tarta y to. Y que luego, pues me he traído otra tarta a casa, y me he embadurnao con ella y el Jaime , que es muy goolosón, pues me ha ido comiendo la crema pastelera de todas partes. Ha sido una pasada de guay. El ha disfrutao pero mogollón, y yo me lo he pasao de cien. Ni el mejor actor porno me ha hecho ver las estrellas como el Jaime. De todas formas, es que me mira así, con esos ojillos pequeñitos que tiene y esa mirada así de niño pillo y me saca de mis casillas. Se me pone a cien. Y si me pasa la lengua con glotenería (se dice así) pues que te digo, que exploto como una bomba atómica esa.

Pues eso. Que me ha gustao venir y tal para darle un sorpresón.

¿No os he dicho que pasa? Pues que es el cumple del Jaime. La hostia. Por eso ha alucinao cuando me ha visto dejando la mochila de viaje.

Se me va a currar, que dice que la mañana vale, pero que tiene curro. Que luego a la noche, más crema pastelera.

Para el que quiera ponerse a tono, todavía estoy en pelotas, pegajoso por la crema y el bizcocho y tal. Y por otras cosas, pero esas os las imagining.

Pues yo voy a subir este post, como lo llama el Jaime y me voy a dormir un poco, que he venido de los USA, que estaba allí rodando una porno de esas privatas. Son pornos de VIP, para unas personas determinadas, de muhca pasta, claro, que pagan una pasta pero gansa, y que salen pues los que ellos quiere. Paagan una pasta del copón, pero en algunas hay que hacer cosas un poco fuertes. No toda la peña le apetece. He visto algunas que ni por todo el oro del mundo, fijo. No me pillan en esas pero vamos. Que no. pùes decía que en esas privates VIPS salen incluso actores de los de cine y tal, que alguno que va con tías a toas horas, no sabes como grita con una polla en el culo. Y pone ojos de loco y todo. Pero eso será para el expectáculo, que ya te digo, esos cobrarán una pasta gansa y dirán, pues que al mneos, pues que se note que son actores de la cademia esa ccomo se llame. Me la pagan a mí que soy del ramo, esos que son de estrangis, pa que decirte na más.

Pues eso. Que me he venio de allí para darle el sorpresón. Una cosa os digo, si alguien ha quedao con el Jaime este finde, que s eolvide. Es mío. Y mas si es el Richard, por si quería felicitarle el cumple con un sexo a tope. El Jaime es mine. Punto. Por si lees esto.

Una vez le jodí el cumple, pues así ahora pues compenso.

Punto.

Pues que me voy a acunar a la alnmohada (se lo he copiao al Jaime de una cosa que tiene escrita, os va a molar cuando la suba) y que eso, pues que tengo cosas que contarios, que cualquier día le digo al Jaime que me haga huecco en el blog.

Jaime que te quiero, joder. Que ya sabes que no te lo dogo, que me da corte y tal, con la carta aquella que me escribiste. Joder. Que ya te he escrito algo al respecting, pero que no lo he subio todavía. Pero que eso. Que no repito lo que dije allí.

Que perd´n por las faltas y tal, que me voy fijando pero que no llego a todo.. y que el corrector pues es una mierda. Mira, no reconoce la mierda. ¿Habíes visto? Así no sé si mierda lo escribo bien. Y me hago la picha un lio con el inglis a veces.

Chao.

PD. Jaime. Happy birthday to you. I love you.

San Valentín: carta de amor a Adri.

Hola Adri.

No sabes lo que me está costando escribir esta carta. Quiero hacerlo tan bien, quiero decirte tantas cosas que … no sé como hacerlo. Llevo todo el día bloqueado. Hasta en la oficina esta tarde he sido incapaz de hacer nada. Al final me he puesto a ver algún vídeo como un intento vano de relajarme y olvidarme de mi deseo de escribirte. Me agobiaba.

Es que es San Valentín…

Recuerdo cuando estuviste leyendo cosas de blog y encontraste aquella carta de amor. Y luego encontraste las siguientes. Te pillé llorando como la mejor y más aplicada de las plañideras. Me dijiste medio balbuceando: “a mí nadie ma dicho nunca esas cosas, la hostia puta”.

Llegó el momento de que te las diga.

Sabes, tengo … ufffffff, me acabo de emocionar solo de pensar… no sé como voy a seguir… a ver, Jaime, ponte un … serénate. Voy a ir al tema importante ya.

Sé que te vas a ir dentro de unos días. No importa como me he enterado. Sé que andas estos días buscando la forma de decírmelo. Que pasas las noches en vela a mi lado, lo que no me deja domir a mí tampoco. Somos los dos muy así de no decir nada. Tu das vueltas en tu lado y yo las doy en el mío. Intentamos acompasar la respiración para que el otro no se de cuenta, cuando notamos algún gesto que puede indicar que el otro está despierto. Es como un baile de máscaras hecho en posición horizontal y con las sábanas y las mantas por encima.

No te voy a engañar, cuando me enteré, me quedé un poco… bueno, que narices, me quedé hecho polvo y además, incluso me enfadé. Ese fin de semana me fui de viaje improvisado a Madrid. No se lo dije a nadie, sabes, quería estar solo y no quería que por algún casual tú te enteraras. La mejor forma de guardar un secreto es no contarlo a nadie, ni apuntarlo en ningún sitio. Me enfadé porque pensé que lo nuestro era de esas cosas que duran siempre, de esas relaciones para siempre. Tenemos nuestras cosas en común, nuestra vida junta, y luego, cada uno tiene su vida. Tu gente, la mía, mi trabajo, el tuyo… todo en su esfera. Creo que hemos conseguido en este tiempo un equilibrio maravilloso. Tú me das mucho cariño, a tu forma, y yo te doy todo mi cariño, a mi forma. No estás acostumbrado a que te quieran, a que te lo digan. Y aunque alguna vez cuando has escrito sobre nosotros, dices que te pone a cien lo de las caricias y lo del cariño y demás, en el fondo te pone nervioso. Te pone, porque te pones a cien pero a la vez no sabes como lidiar con ello. No sabes tratar el afecto hacia ti. Es como si te digo “te quiero”. Se te ponen de corbata. No lo entendía. He tardado mucho en darme cuenta de ello… y perdóname, debería haber sido más perspicaz. No te gusta que te digan “te quiero”, porque durante muchos años te decían eso antes de zurrarte de lo lindo. Y luego, me imagino que dirían eso de “lo hacemos por tu bien”. Por eso ya en estas semanas no te lo digo… y me cuesta. Pero he comprendido que eso te recuerda cosas que te han hecho sufrir mucho. Pero te acaricio mucho y te beso.

Estoy escuchando el viento como rula con fiereza en la calle. Esta mañana, no me he dado cuenta y casi se me va una ventana a la calle. Estaba intentando echar una pequeña cabezada después de comer, que te has escaqueado, como había preparado alubias y no te gustan… te ha surgido una chapa de última hora ¿eh? Bueno, que te decía que estaba echando una siesta, intentándolo, y escuchaba como unos golpes. No sabía de dónde eran, pensé en que me había dejado el grifo de la cocina abierto y que golpeaba en la cazuela, o algo así. Cuando ya he tenido que levantarme para ir a trabajar, he ido al servicio y he visto la ventana abierta de par en par, con todos los visillos por fuera. Menudo susto me he llevado. Ahora, y ya son las 12 de la noche, sigue soplando con alegría. Da canguelo el aire cuando suena así… y de noche… ¿te imaginas esto en medio del campo, en un bosque alejado de cualquier pueblo?

Tengo un amigo, sabes, que sus parejas le han hecho señales en el alma y en el cuerpo. Era un artista para encubrirlos. No está bien. Lo sé. Pero no sé como ayudarlo. No sé tan siquiera si quiere ayuda… pero es que a veces en esas situaciones, no se quiere, se necesita. Pero ¿como hacerlo? Es como me pregunto ahora sobre ti. ¿Cómo ayudarte con todo lo que te quiero, y por qué no, con lo que te necesito?

Te ha surgido esa oportunidad de trabajar en el cine porno con un contrato estupendo. Pero eso te exige una dedicación y te exige llevar una vida en la que yo no tengo sitio. Todas tus chapas van a ser VIP y en sitios con mucho glamour, en Londres, en París, en Nueva York. Y vas a ser conocido y admirado por un montón de gente que va a pagar por ver tus escenas en las mejores plataformas del porno. Vas a poder hacer unos cuantos cortes de manga a todos esos que te han despreciado, que te han maltratado. Vas a tener la oportunidad de ser “alguien”, como alguna vez me comentabas.

Me decía el otro día “el Richard”, que si yo me lo proponía, te quedarías conmigo. Que me quieres con locura, aunque no lo digas mucho, o si lo dices, le quites importancia, como si estuvieras bromeando. Que en realidad tienes miedo de que sea yo el que te deje, por eso no quieres implicarte más en la relación. Tienes miedo que lo nuestro acabe como otras historias tuyas. “Métele caña, Jaime, que te quiere; si chascas los dedos, se queda a tu lado”.

Quédate conmigo, Adri. Seremos una pareja estupenda.

Pero si te quedas, algún día te arrepentiras por esa vida que no has tenido la oportunidad de vivir. Y posiblemente mi cariño, mi amor, no sea suficiente para mitigar tu tristeza, tu desazón. Te quiero tanto que creo que no debo pedirte que te quedes. Debo morderme los puños para mitigar el dolor de mi corazón y debo despedirte con toda mi pena, pero también, con toda mi alegría. Mi alegría por todo lo que vas a vivir, por tus triunfos futuros. Por el dinero que vas a ganar y por lo bien que te vas a pasar. Lo bien que te vas a sentir, siendo deseado y admirado por todos. Es la oportunidad de tu vida, una vida por la que nadie daba un duro hace unos pocos años.

Este es el escrito que más me ha costado escribir. Una carta de amor a mi amor, y a la vez, una carta de despedida.

Ya está escrita. Solo son las 5 de la madrugada. En apenas un par de horas me levantaré y me iré a trabajar.

No sé como acabar.

Sí, ya lo sé. Decirte solo que aquí estaré. Si decides volver algún día.

Casi ni veo de las lágrimas… joder, que vergüenza.

Te quiero, Adri. Esta es tu carta de amor, la que nadie te había escrito.

Un beso.

Feliz año 2016.

Es una pena. Como siempre tengo demasiadas cosas para publicar por Navidad y el tiempo es el que es. El año pasado lo alargué por eso de que los relatos no quedaran a medias. Este año, no empezaré con más relatos navideños. Quedarán para otra ocasión. No sé si el año que viene estaré todavía por aquí por estas fechas, así que quizás estas historias queden para siempre en un cajón, o a lo mejor, al final los leeréis en mayo. O dentro de un par de meses, vete tú a saber.
Quiero dar las gracias a Adri, por haber cuidado el fuerte durante mi ausencia. Lo ha hecho genial, mejor que yo. Debería dejarle el blog a él. Pero se ha enfadado mucho cuando se lo he dicho. Por cierto, me dice que os aclare un par de cosas sobre él, que ha habido alguien que ha escrito al correo del blog negando su existencia. Pues no, Adri existe. Ya es hora de decirlo. Él se lo merece. Algunos cuando me han preguntado, siempre he dicho que no, que no es real, que era fruto de mi imaginación. Pero bueno, cuando Adri me escuchaba decir eso, parecía que lo sentía como si me avergonzara de él. Estos días he pensado mucho en este tema. Así que ya es hora de que digamos que Adri es real. Y os puedo asegurar que es un chico maravilloso, a pesar de que me haya puesto ligeramente los cuernos en mi ausencia. Pero no puedo quejarme, porque ya sabía lo que Adri era cuando se quedó en mi casa y nos amamos por primera vez. Cuando me robó el corazón sabía ya lo que podía pedirle y lo que no. Eso no quita para que se lo haga pagar durante unos días y le cueste sudor y lágrimas hacerse “perdonar”. Cuando lea esto, seguro que se me pone en jarras y con los morros estirados. Pero como se ha ido a otra de esas chapas VIP como las llama, de todo el fin de semana y algo más, pues tengo un par de días de margen.
Estoy contento de como ha quedado este año la Navidad en este blog.
Como ya os dijo Adri, me fui a pasar unos días aislado de todo. Ha estado bien, pero corto. Estoy barajando la posibilidad de alejarme de todo y de todos durante un largo tiempo. Debo pensarlo bien, porque no soy rico. Estaba esperando una gran oferta editorial o de otro tipo que me permita afrontar con una seguridad económica esta nueva etapa, pero eso sí que es ficción, no mi pobre Adri.

Espero que las historias que os voy a contar en los próximos meses os gusten. Están llenas de pasión, de amor, de dolor y de risas. De cosas que parecen pero que al final son otra cosa. De personajes ficticios que parecen de verdad. Espero que las disfrutéis. No olvidéis que si queréis contarme alguna historia, estoy dispuesto a escucharlas. El correo del blog está en un lateral.
No quiero aburriros más. Quería aprovechar este post para agradecer a Iván y a Pere sus colaboraciones para esta programación especial de Navidad. Y quisiera agradeceros a todos los que pasáis por aquí, eso precisamente, que estéis por aquí. Espero que las historias que saldrán los próximos días os gusten.
Y claro, Feliz año 2016. Creo que no os lo había dicho. Y creo que Adri tampoco. Mucha palabrería pero se le ha olvidado lo principal. Os deseo también que este espíritu navideño que nos ha invadido estas fechas, se traslade a cada día del año. ¿Lo habéis pasado bien?
Muchos besos a todos. Envueltos en abrazos.

“All I Want For Christmas Is You” – Steve Grand

Descubrí este vídeo en Ambiente G el otro día. Una versión de la canción de Maria Carey. Con la disculpa de la canción, nos regala Steve Grand con unas escenas entrañables de una pareja. Una navidad gay, como divagaba hace años ya.

Como pasa el tiempo. No nos enteramos y la arena se escapa entre los dedos. Habrá que hacer algo.

.

.

Pues tío, mola el video. La hostia. Pero no te creas, que el jaime y yo mismo, así estamos y tal. Este año porque el jaime anda así de aquella manera, pero si no… mola mazo eso de estar abrazados y de esas chorradas que dice alguna peña.

que el jaime está de morros conmigo y eso, pero que yo lo conquisto de nuevo. Es que… la hostia, un calentón y eso, joder, que es que echaba de menos al jaime y … no era lo del folleteo, o también, pero no era lo principal, joder, era eso del cariño y tal, que mola, que cuando lo tienees, joder, cuando toda la puta vida has estado sin un puto abrazo o sin una caricia que no fuera en forma de hostia va y hostia viene, pues que es como la droga, joder, y como el jaime pues estaba por ahí, con sus neuras, pues que me pillé a este y…

joder.

que me voy a una chapa Vip de esas de toda la semana. joder. le diré al jaime que solo es de cuatro días o así. que enseguida vuelvo y tal, a ver si se le pasan los morros y me da así mazo cariño y tal.

que digo que lo de arriba es lo que dejó escrito el jaime. que como se ha ido a currar también hoy, pues que aprovecho y largo mis cosas. que sigue pasando del blog. me dijo el otro día que me largaba el blog a mí. casi le parto la jeta, no te jode. le amenacé con no escribir ni hostias a partir de ahora. ¡Como va a dejar el blog el jodio! Dejaría de escribir, y me molan sus historias. Se le ha caido un tornillo o algo, ya te digo.

El Adri.